¿Son lo mismo los objetivos y las metas dentro de un social media plan?

¿Son lo mismo los objetivos y las metas dentro de un social media plan?

Cuando empezamos a desarrollar nuestra estrategia de social media, uno de los pasos más importantes antes de comenzar a realizar acciones, es tener claro cuáles son nuestros objetivos y nuestras metas. Pero ¿son lo mismo las metas y los objetivos? Pues NO, no lo son.

objetivos y metas

Aunque en muchas ocasiones se puedan confundir, tenemos que tener muy claro que son cosas distintas. Por un lado, las metas son el destino final donde queremos llegar cuando acabemos nuestra estrategia mientras que los objetivos nos van a decir de forma medible si estamos siguiendo correctamente el camino que nos va a llevar a alcanzar nuestras metas.

Normalmente, tendremos metas globales de la empresa o marca, y unos objetivos de social media que ayudarán a conseguir esas metas globales. No es correcto hablar de metas de social media marketing.

Para verlo más claramente, esto son algunos ejemplos de metas:

– Aumentar las ventas y el beneficio.

– Obtener una mayor cuota en un mercado concreto.

– Aumentar el número de clientes.

– Obtener mayor visibilidad y alcance de una marca.

– Introducir un nuevo producto o servicio en el mercado.

– Obtener feedback inmediato de nuestros clientes.

Mientras, como hemos dicho anteriormente, los objetivos serán todos los parámetros que deberemos cumplir en un plazo determinado y que nos mostrarán si hemos logrado o no nuestras metas. Algunos ejemplos de objetivos serían:

– Incrementar el tráfico al sitio web.

– Incrementar la base de datos (leads)

– Mejorar el posicionamiento en motores de búsquedas.

– Identificar audiencias de seguidores, clientes potenciales de tu marca.

– Reducir costes de publicidad y marketing y mejorar tus ventas.

Objetivos-del-plan-social-media-2

 

Los objetivos tienen que ser específicos, medibles, alcanzables, realistas y basados en un tiempo determinado (SMART). Así, cada vez que establezcamos un nuevo objetivo, tendremos que preguntarnos si cumple con estos cinco aspectos del esquema SMART.

Es importante tener claro la diferencia entre metas y objetivos, ya que confundir estos términos hará que nuestra estrategia esté cimentada desde el error y por tanto, no llegaremos a buen puerto.

Jesule
Lo que me sale de las Webs

Deja un comentario